Embarazo Anembrionario

La mayoría de las personas conocemos como es el proceso de concepción. El cual bajo condiciones normales, se inicia con la fecundación del ovulo y culmina con el nacimiento de un bebé. Pero no todos los embarazos llegan a feliz término y a celebrar el milagro de la vida. A lo largo de sus vidas muchas mujeres transitan por el amargo viaje de experimentar alguna de las muchas clases de aborto espontáneo o embarazo anembrionario.

¿Cuándo se Detecta un Embarazo Anembrionario?

Una clase de aborto involuntario, clínicamente reconocido y que suele ocurrir  en las primeras semanas de gestación, por lo general en el primer trimestre de embarazo, es el que comúnmente se conoce como Embarazo Anembrionario. Este es aquel que acontece cuando un espermatozoide se implanta  en un ovulo fertilizado, pero donde el embrión no se desarrolla.

En otras palabras, es un embarazo en curso  donde no se observa la existencia de un embrión en el interior del saco gestacional. El embrión no se desarrolla, y por lo tanto,  el bebé no existe. Se produce por muchas causas que puedan generan inconsistencias en el desarrollo de las células, por lo cual no se diferencian en un embrión.

Pero la gran pregunta es, ¿Cuándo se detecta un embarazo anembrionario? Un embarazo anembrionario puede detectarse desde la semana 5 de embarazo, que es cuando ya debe estar desarrollado parte del feto, incluyendo su corazón. Este suele ser descubierto rápidamente mediante una ecografía practicada por un especialista. Aquí se observa el saco gestacional, pero no se detectan los latidos del corazón del feto y se muestra la inexistencia del mismo.

Síntomas de Embarazo Anembrionario

Las señales que se manifiestan en el cuerpo de la mujer suelen variar en los abortos espontáneos, pero es probable que al menos presentes estos tres síntomas de embarazo anembrionario:

  • Los síntomas de embarazo que se tenían disminuyen o desaparecen.
  • Se produce manchado o sangrado vaginal. La sangre suele ser más espesa que la de la menstruación.
  • Ocurren fuertes dolores abdominales y pélvicos.

Embarazo Anembrionario Sin Síntomas

Cuando un aborto de este tipo sucede,  muchas veces en el proceso no se tiene síntoma alguno. Y dependiendo de las semanas de gestación en la cual ocurre el aborto pueden llegar a confundirse los síntomas con la menstruación, más aún si todavía la mujer no sabe que está embarazada. Solo a través de la práctica de una ecografía  puede conocerse el diagnóstico.

¿El Embarazo Anembrionario se puede repetir?

Que ocurra un embarazo de este tipo no es sinónimo de que se vaya a repetir en el futuro, y perfectamente se pueda quedar de nuevo embarazada sin ninguna complicación. Sin embargo, existen mujeres que corren con la suerte de que les  vuelva a suceder. Nunca se descarta la posibilidad de que se vuelva a suscitar, pero el riesgo de que ocurra es muchísimo menor; de ser recurrente, indiscutiblemente se debe acudir a un especialista en la materia.

Presiona AQUI para LEER sobre >>>  Embarazo Bivitelino

Aunque un embarazo anembrionario no es propiamente un embarazo, debido a que nunca existió embrión alguno en el vientre materno. No deja de afectar física y psicológicamente a muchas mujeres que tenían la ilusión de convertirse en  madres, invadiendo de miedos recurrentes a la hora de futuras concepciones.

¿Cuál es el Tratamiento del Embarazo Anemebrionario?

Una vez se obtiene como resultado en el eco un saco gestacional vacío es recomendable repetir la ecografía a la semana siguiente para confirmar el diagnóstico. Una vez sea confirmado el diagnostico se debe proceder a la expulsión de este saco gestacional vacío. Es importante expulsarlo del cuerpo debido a que este saco puede llegar a infectarse poniendo en riesgo la vida de la madre.

Entre los métodos de expulsión del saco gestacional tenemos:

Método Natural

Este consiste en esperar una semana a que el mismo cuerpo decida expulsar los restos ovulares y el saco gestacional. Es normal que esto ocurra, pero hay veces en las que el saco gestacional se queda retenido y hay entonces que proceder de otra forma para retirarlo.

Tratamiento Medico

El ginecoobstetra dará a la madre afectada las indicaciones para el consumo de ciertos medicamentos. Estos medicamentos son en específico el metotrexato, el cual estimula al sistema inmune de la madre a destruir y absorber los restos del saco gestacional. Este tratamiento se lleva a cabo en un par de semanas y es bastante seguro.

Tratamiento Quirúrgico

Otra opción muy rápida de expulsar este saco es realizar algún procedimiento quirúrgico. El ideal para  esto es el legrado uterino, un método ambulatorio con bajos riesgos si la paciente es sana.

Cuidados Posteriores a un Embarazo Anembrionario

Bien sea que has expulsado el saco anembrionado por ti misma, de forma natural. O si has requerido de cualquier otro método los cuidados son los mismos:

  • Aseo diario de la región genital.
  • Recambio de toallas sanitarias cada 4 horas como máximo.
  • Control de temperatura por 1 semana posterior a la expulsión.
  • Evitar las relaciones sexuales 10 días posteriores a la expulsión.
  • Toma de antibióticos profilácticos si el medico lo ha indicado.

Lo ideal aquí, en los cuidados posteriores es disminuir el riesgo de infección. Más que esto no existen cuidados especiales. Si has tenido un embarazo anemenbrionario puedes intentar embarazarte nuevamente sin ningún problema.

Embarazo Anembrionario
¿Que te pareció este Articulo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.